Así de sonora fue la intervención de la ex Ministra Teresa Ribera (Transición Ecológica), cuando afirmó que “el diésel es cuestión de días”.  Y claro, esto produjo una serie de desinformación por parte de los medios, mentiras ocultas y  comentarios de nulo fundamento, entre otros. Os contamos los principales mitos sobre la actualidad generada alrededor de estos motores y sobre comprar coches diésel, con sus respectivas VERDADES. ¡Atención!

Coches diésel, futuro aún a largo plazo.

Ante todo, ¡que no cunda el pánico! Porque a diferencia de los rumores del año pasado, debemos decir que aún queda coche diésel para rato, ya sean coches de segunda mano o de ocasión, ya que un automóvil diésel nuevo es más eficaz y menos contaminante que nunca, una fabricación moderna basada en:

  • La manera que la nueva tecnología de los motores diésel reduce las emisiones (BlueHdi).
  • Las limitaciones por emisiones y etiquetas ecológicas.
  • La amortización del diésel frente al motor de gasolina.

ÚLTIMA HORA: El Gobierno apoyará la fabricación de coches diésel y gasolina en España. (por tanto, han rectificado)

Y como muestra, además del anterior post que ya dedicamos en su día sobre vehículos diesel, hemos querido actualizar el blog recopilando los principales mitos que han ido surgiendo a lo largo de este tiempo sobre los coches de segunda mano diésel y sus motores, para que como futuros compradores de coches de ocasión que sois, contéis el día de mañana con toda la información posible para tomar la mejor decisión.

Mito 1: “Mejor comprar un coche gasolina antes que comprar un coche diésel”

Solemos percibir que comprar motor diesel es una insensatez y que debes descartar de primeras este tipo de motorización. Lo cierto es que comprarse un coche diesel para hacer uso de él únicamente en ciudad ni tenía sentido ya antes ni lo tiene ahora. Pero existen muchos sectores para los que el diesel es la opción alternativa más inteligente. Hablamos de monovolúmenes, todoterrenos y grandes berlinas.

Por lo que el diesel prosigue siendo la opción más recomendable para cualquiera que recorra muchos kilómetros. A día de hoy es innegable que ofrece el menor consumo de combustible en relación a su autonomía.

Comprar coche diésel o gasolina dependerá la elección de este motor de las necesidades de cada persona:

  • ¿Vas a darle suficiente uso al coche y realizar largos recorridos?
  • ¿Lo vas a utilizar para ir al trabajo cada día (X km/día) o sólo puntualmente para hacer la compra?
  • ¿Harás una media de 150000km/año o más?

Si 2 de estas 3 preguntas son “sí”, te convendrán comprar un coche con motor diesel. Contáctanos ante cualquier duda, te asesoraremos de forma personalizada.

coches motor diesel

Mito 2: “Los coches diesel van a estar restringidos a entrar en grandes ciudades como Madrid”

Es común ver en los medios de comunicación noticias abordando la prohibición del acceso de los coches diesel a los centros de las ciudades. Y aunque el planteamiento de las limitaciones es cierto, no son políticas restrictivas que únicamente afecten a los automóviles diesel.

Hay que tener claro que la meta de estas medidas es la polución producida por el parque automovilístico más viejo y más contaminante, donde entra tanto el gasoil como la gasolina.

De ahí la relevancia de usar los propios medioambientales. Con independencia del carburante, estas etiquetas serán la herramienta a emplear para fraccionar los automóviles en función de su contaminación y limitar el acceso al centro de las grandes urbes a lo largo de los escenarios de alta contaminación.
 Estas restricciones se dirigen a automóviles que no cuentan con una distinción medioambiental o automóviles diesel con homologación Euro 5 o anteriores y gasolina con Euro 3 o bien anteriores.

Por lo que nadie ha restringido todavía la circulación de los coches diesel modernos de forma terminante.

Mito 3: “Los coches diesel son los únicos contaminantes”

Los coches diesel se han ganado en la mente del comprador la relación directa de “motor diesel es igual a causante de la contaminación actual”, más aún en núcleos urbanos. Es cierto que el tráfico contribuye en parte a dicha contaminación, y especialmente los coches diesel más antiguos. Pero hay que tener claro que existen 5 contaminantes en el aire que respiramos: dióxido de azufre, óxido de nitrógeno, partículas, compuestos orgánicos y ozono.

Los automóviles que circulan por las ciudades son los principales responsables del óxido de nitrógeno, mas no del resto. El resto de contaminantes proceden en su mayoría de vertederos y calefacciones. Por servirnos de un ejemplo, el dióxido de azufre proviene de las centrales térmicas, los compuestos orgánicos de la industria y la mitad del ozono es causado por la luz solar.

Además de esto, para que exista mayor o bien menor contaminación asimismo existen variables como el viento (sin viento, el aire no se limpia). Por lo que sí, el tráfico es un factor que aumenta el nivel de polución, pero con prohibir la circulación de los coches diesel solamente no se arreglaría el inconveniente.

Mito 4: “Los coches con motor diesel van a desaparecer”

¿¡Cómo!? Un dato muy preocupante es la cantidad de personas que creen que las marcas van a parar de ofrecer motores diesel en sus modelos y que esta tecnología va a desaparecer.

Los motores diesel son necesarios por la sencilla razón de que ofrecen consumos y emisiones de CO2 inferiores a sus homólogos de gasolina. Y mientras que los fabricantes deban cumplir con los límites de emisiones de CO2 para la media de la flota (ciento treinta gr/km en la actualidad y noventa y cinco gr/km para 2020), van a necesitar el diesel en sus modelos más pesados.

Con lo que tiene sentido que existan motores solamente de gasolina para coches que solamente estén pensados para recorridos intraurbanos. Pero generalizar con que el diesel desaparecerá en el corto plazo es un hecho tan sólo sensacionalista.

Mito 5: “A día de hoy no hay coches diesel con el distintivo ECO o CERO”

La verdad es que nada impide que un coche con motor diesel tenga limitaciones para obtener los distintivos de menos contaminación. Ejemplos de ello lo podemos encontrar en modelos como el Renault Mégane Hybrid Assist o todos los Audi con motor de 6 cilindros diesel modernos. Se trata de coches híbridos con motor diesel, con lo que cuentan con la misma etiqueta ECO que por ejemplo, un Toyota Prius.

Para lograr la etiqueta CERO lo único necesario es un vehículo híbrido enchufable y una autonomía en modo 100 por cien eléctrico de más de 40 kilómetros. No se detalla género de combustible. La verdad por la que no hay tantos modelos en el mercado, como su equivalente en gasolina, es cuestión de costes.

¿Nuestra opinión en Elitecars? Que los vehículos diesel, tanto nuevos como coches de segunda mano o coches de ocasión, no van a desaparecer de una forma fácil (o que no van a desaparecer).
Y tenemos nuestros motivos: la tecnología y los avances de fabricación de los presentes coches diesel poco tienen que ver con el rendimiento y la contaminación de los primeros coches diesel que se fabricaban, que quizás sean los verdaderos objetos de la polémica generada.

En un momento de cambio de paradigma y de evolución de la industria hacia la circulación eficiente y sostenible, la verdad es que todavía queda bastante tiempo hasta que los automóviles de combustión dejen de ser los más vendidos en el mercado del automóvil a nivel mundial.